jueves, 28 de junio de 2012

Sin prisa

Esta vez tengo el gusto de compartir jornada con el amigo Alfonso de "A pelo y Pluma", con el que empiezo a ascender hacia nuestro destino sobre las 11 de la mañana más o menos, para llegar por fin al tramo elegido para ese día sobre las 12:30 del mediodía.


Tras cambiarnos y preparar las cañas y las moscas nos ponemos manos a la obra y no tardan en salir los primeros peces del día:



Vamos alternando las posiciones de pesca con calma hasta que llegamos a la agradable sombra de un árbol a comer, y fue allí donde se produjo la mejor captura del día con diferencia jaja...


Al terminar, vuelta a la pesca y los salvelinos siguen comiendo que da gusto, así que van saliendo de todos los tamaños, tanto pequeñajos como alguno que ya rondaba los 30 cm, que para la zona ya está bastante bien:




Pero yo seguía pensando, y sigo, que tiene que haber alguno de mayor tamaño, esa pieza que todo pescador persigue, y por ello dedicaba tiempo a pescar y explorar pozas como estas:



Pero bueno, a eso de las 8 damos por finalizada la jornada y emprendemos el camino de regreso con bastante cansancio en las piernas, pero la bajada después de un cansado día de pesca siempre es buena para reflexionar y para pensar en las cosas que has hecho bien y en las que has hecho mal, así que me llevo bastantes consejos como que no hace falta prisa para pescar y que hay que subir tranquilamente y disfrutando del entorno, ya que encanto no le falta.


Con estas últimas lineas quiero enviarle un saludo al compañero Alfonso anteriormente mencionado y darle las gracias por los consejos y por el gran día que he pasado pescando en su compañía.

Un saludo y hasta la próxima.

viernes, 15 de junio de 2012

Vacaciones, ¡Sí!

Continuo aprovechando al máximo mis vacaciones de verano, desplazándome esta vez a un lugar de esos donde normalmente se disfruta de lo lindo con las capturas y con el entorno.

Jornada en la que no madrugo mucjo, ya que tenía otros planes, pero cambié y al final sobre las 12 ya estaba preparado para pescar y para pasarlo bien.
Primera pasada de la seca por una corriente y nada, la paso por un pequeño remanso que hacía una corriente y primera captura:



No es mucha cosa pero algo es algo. Foto y de vuelta al agua pequeñin.

Pues la mañana, bueno mejor dicho la tarde siguió así, multitud de capturas, algunas de tamaño considerable para la zona:









También comentar que eramos 5 pescadores contandome a mi en la zona, pero nos repartimos bien el espacio y creo que todos lo pasamos bien y capturamos peces.

En cuanto a capturas destacar los colores tan bonitos que lucían algunos salvelinos como este:



Y la jornada finalizó sobre las 5 y poco de la tarde, con un paisaje tan bonito como este:



Un saludo y hasta la próxima.

miércoles, 13 de junio de 2012

Progresando...

Buenas, primero de todo quiero pedir disculpas por mi ausencia durante un tiempo en el blog, pero esque decidí utilizar el poco tiempo libre del que disponía para, aparte de estudiar, hacer progresos prácticos en la pesca realizando salidas e intentando aprender lo máximo para luego ya escribir aquí. Pues una vez dicho esto vayamos a lo que importa Os traigo una salida que he realizado hoy mismo ya que es mi primer día de vacaciones de verano y he decidido pasarmelo bien, o por lo menos intentarlo. La jornada empieza con una larga caminata, pero al llegar a la zona deseada y ver el río y el maravilloso paisaje se te quita todo el cansancio acumulado en la subida y solo te dan ganas de cambiarte y ponerte manos a la obra.



Así que así fue, después de cambiarme y preparar cuidadosamente una efémera en parachute me dispuse a sacar algun pez. Empiezo y en una buena poza no hay señales de vida por partes de las pintonas, decido seguir un poco más y nada, sigo y nada, así que opto por poner un tándem de dos ninfas. Tal es mi sorpresa que en la primera poza obtengo tres toques a las ninfas y entonces pienso: "Puede ser un buen día", pero sigo sin materializar captura alguna.Un par de corrientes más adelante encuentro una zona más remansada, donde al pasar las ninfas noto un golpe y ¡zas!, primera del día, y bien bonita:



De vuelta al agua y a seguir.

Poco a poco voy probando, metiendo las ninfas en todos los rincones que veo, en busca de una buena pieza de esas que pueden sorprenderte en la alta montaña. Pocos metros más adelante saco otra bonita pintona, esta un pelín más grande que la anterior:



Y así se va sucediendo la mañana con bastantes capturas y de bastante buen porte para la zona:


Parece ser que me ha salido bien la idea de pescar, pensaba, y además con suerte, ya que me están saliendo todas las de buen tamaño. Pero allá sobre las 14:30, y después de un susto por parte de las vacas que me querian atacar, estaba pensando en recoger pero me decidí por aguantar un poco más y capturar alguna trucha más.
Probando y probando llego a una poza de esas que piensas: aqui hay trucha seguro,y noto un nuevo golpe, esta vez más fuerte, a la vez que veo una trucha revolverse un pelín más atrás de la ninfa que la que otra trucha había tragado, con lo que me quedo gratamente sorprendido al ver que llevo dos truchas de buen porte clavadas ,una a cada ninfa, con lo cuál imaginad: si una ya tira bastante pues dos ni te cuento. Bonita pelea y sobretodo yo estaba disfrutando como un nño con zapatos nuevos, aunque no consiguiera llevar las dos al salabre, sino solo una pero bueno, una buena lucha y una buena pieza en el salabre:


Y se fueron aún un par o tres de capturas más las que logré hasta que decidí abandonar el lugar, pero me llevo un buen balance de truchas y de aprendizaje, y sobretodo ganas de volver.

miércoles, 22 de junio de 2011

En el país de las mil maravillas

Jornada que volvió a empezar en el Canfranc Estación, con la presentación a mis padres de mi nuevo compañero Massimo. Y de ese punto ya tiramos hacia nuestro destino , el cual aún no conocía, de ese día. Nada más llegar con el coche, parecía no haber mucha gente, buena noticia para nosotros, ya que en ríos pequeños de montaña si llevas algún pescador por delante mal asunto. Empezamos a caminar hasta que al cabo de unos 50 minutos largos decidimos bajar al río y ponernos manos a la obra. La sorpresa fue tal, que al primer lance por mi parte en una pequeñísima poza salió un buen ejemplar, el cual fallé al ser el primero y estar aún pensando en el esfuerzo de la subida. Pero es que al segundo lance volvió a salir y volví a fallar, hasta que a la tercera me rompió. Bien, bien decíamos, e íbamos probando zonas sacando y sacando sin parar, excepto en algún tramo que no sabemos porque falló. Y así poza a poza y lance tras lance se fueron sucediendo las horas, junto a las capturas y se iba acumulando el cansancio de haber estado toda la jornada prácticamente sin parar. Y ya al llegar casi hasta el final del tramo "pescable" nos dimos la vuelta con muy buena experiencia y una grata sorpresa, al saber lo bien de peces que estaba el río. Y si a los peces y al entorno le sumo la compañía del buen amigo Massimo y sus moscas ya no le puedo dar al lugar su nombre, solo lo puedo llamar por el nombre que le corresponde: "país de las mil maravillas" Y por si fuera poco, de bajada nos encontramos con un grupo de caballos muy bonitos, pero que no dejaban acercarse y huían. Buena jornada de pesca, con muchas cosas aprendidas, que era más o menos el objetivo del día, y amigo Massimo, encantado de haberte conocido y ya sabes, que cuando subas por esta zona me des un toque y volvemos al ataque. Saludos

jueves, 16 de junio de 2011

Mi primera vez...

Como siempre hay una primera vez para todo, esta fue mi primera vez pescando en la alta montaña. Y fue una jornada casi perfecta, ya que iba con el compañero Alfonso y el ya conocido Paco Lizarraga o Paco maravillas, por lo que sabe y lo que ocnsigue hacer frente al torno. Lo úncio que faltó fue un poco más de actividad por parte de las truchas. La jornada empezó con un buen desayuno de mis compañeros en el Bar El Rincón del Pirineo en Canfranc Estación, desde donde salimos rumbo a nuestro destino. Después de caminar durante un buen rato, por fin llegamos a la zona deseada para pescar, y nos encontramos con esta maravilla: Viendo el buen día y el precioso río que teniamos delante nuestro, llegó la hora de ponernos manos a la obra, y paco, muy amable en todo momento, me dejó una mosca de las suyas, con la que no tardaron en subirme varias truchas, y alguna de buen tamaño. Alfonso, como buena persona y buen amigo que es, no dudaba en ningún momento en corregirme en mis lances e indicarme donde podían estar los peces comiendo, hasta me dejaba pescar buenas posturas para que fuese yo quien sacase la primera del día. Observando pescar a un gran maestro a la vez que una gran persona, Paco, aprendí mucho: La jornada se iba sucediendo, al igual que los lances y las cebadas, hasta que al llegar a una buena pocita saque una pequeña trucha, eso sí, en postura de grande, pero bueno una captura es una captura. Y como no preciosa: Y si las cosas se iban haciendo bien se notaba, en forma de capturas, no muchas pero tampoco fueron pocas las que conseguimos clavar. Aqui Alfonso lo intentaba con las grandes de la poza: Y así llegamos hasta la gran cascada que separa la zona en la que hay peces, de la que no suele haberlos, aunque poco antes de la cascada nosotros tampoco conseguimos ver ninguno. La cascada impresionante y el paisaje lo mismo nos hacían sentir en la gloria, pero visto lo visto y la hora que era, tocaba marcharse y darse el camino de vuelta a casa. Y ya de camino a casa y como última anécdota del día, voy a poner la "mariposa gigante" que creyó ver Paco en una planta y que le hizo pensarselo dos veces. Para ser mi primera vez creo que he tendio muchísima suerte al poder compartir río y conocimientos con Alfonso y Paco, grandes personas y buenos amigos, ademas de excelentes pescadores. Gracias por todo y espero volver a pescar con voostros algún día.

miércoles, 8 de junio de 2011

Demasiadas emociones juntas...

Lo prometido es deuda, y como dije que hoy me esperaban más aventuras, así ha sido, ¡y que aventuras! Para empezar, hoy ha sido un día un poco raro, y ya vereis porqué. Cuando llegué al río eran las 11 de la mañana más o menos, y empecé subiendo río arriba des del mismo pueblo de Canfranc Estación, fallando algunas cebadas sobre mi efémera "pirenaica" con un toque de Anglès, ya que al llevar un parachute de CDC me recuerda al coto anteriormente nombrado. Al llegar a una poza no muy profunda, localicé una buena trucha, que ya había visto en días anteriores, y al segundo lance la conseguí engañar, seguidamente una bonita lucha y a la sacadera, para la foto de rigor y su correcta devolución al agua: Y así me dieron las 12, fue entonces cuando decidí bajar abajo del pueblo y empezar desde la C.H de Canal roya e Ip, hasta el punto en el que me encontraba antes. Fue entonces cuando vino lo mejor del día, ya que al ir subiendo llegué a una zona de aguas mansas donde parecía no haber ninguna trucha comiendo, y así fue, no encontré ninguna trucha, pero para sorpresa mia y de cualquiera tuvo lugar un voraz ataque a la seca, que había dejado pasar por alli como si nada, por si acaso. Fue un instante, en el cual clavé mi primer SALVELINO, y quedé sorprendido al verlo tan lejos de donde los hay, como por ejemplo en canal roya, pero hay estaba, delante de mis narices, y aun me cuesta creerlo, pero así fue: Antes de irme a comer clavé una bnita trucha más: Tocaba comer, pero después de vuelta al río para seguir disfrutando del lujo de vivir tan cerca del mismo. Remonté río arriba hasta las afueras del pueblo, consiguiendo ensalabrar 4 truchas más, alguna más que se escapó en la pelea y bastantes roturas y pérdidas de moscas como no, nunca faltan los enganchones en los árboles. Algunas de las capturas de la tarde: Buen tamaño para ríos de montaña Y con esas acabé mi jornada por hoy, mañana será otro día, y espero que siga la buena suerte que tuve hoy. Saludos y hasta la próxima

martes, 7 de junio de 2011

De vuelta a la accion!

Buenas de nuevo. Después de estar un tiempo sin escribir, hoy lo vuelvo a retomar, ya que me he mudado a vivir a Canfranc-Estación y voy cada día al río a probar moscas y todas esas cosas que hacemos nosotros, los pescadores con mosca. Pues al día siguiente de llegar a Canfranc Estación a vivir ya fui al río, donde empecé a localizar cebadas de truchas de buen tamaño desde un puente. Bajé río abajo hasta una presa, y hay empecé a pescar con una efémera "pirenaica", la cual consiguió dos claras cebadas, y con ellas dos bonitas truchas. Más arriba el río se hace un canal, donde pude engañar alguna "gran" trucha, pero me rompieron, al llevar un 10. El balance de truchas al acabar la mañana estaba bastante bien para ser mi primer día, en total 4 truchas, muchas cebadas y algunas roturas: Y esas son algunas de las muestras de mi primer día en el rio Aragón. Luego ya he ido descubriendo zonas un poco más arriba del pueblo, como por ejemplo: Donde he sacado bastante trucha y de buen tamaño generalmente: Y por ahora nada más, pero a partir de mañana me esperan más aventuras por el magnífico pirineo y sus truchas o, porque no, salvelinos. Saludos a todos y hasta pronto